Sin categorizar

BABILONIA EN GUAGUA. Opio Spanish Vals: fúmate hasta el filtro!

Las noticias no representan necesariamente la verdad (Walter Lippman)

En estos días azules lívidos de septiembre, Babilonia sigue igual o peor que donde la dejamos en la última parada. A saber, Grecia de cuna de la democracia, ha pasado a convertirse por derecho propio en la tumba de las libertades; Portugal con la soga al cuello; Italia con la soga un poco más abajo y la alianza francogermana a punto de mandar al resto de Europa a tomar por eso que no se puede escribir pero que usted se puede imaginar… Mientas tanto, el camarada preZiPente salta alegremente con los jugadores de la selección nacional de cualquier modalidad; camellos más que nunca, del opio deportivo que nos trapichean desde los noticieros nacionales.

Curiosamente el deporte tiene que ser la válvula de escape para que el pueblo no se levante en armas; o algo parecido es lo que tienen que pensar los ingenieros sociales que nos teledirigen desde la habitación 101. Si no es imposible que se explique que en los últimos cuatro años de crisis el deporte patrio haya conquistado tantas metas antes lejanas. Con ello se ha anulado nuestra capacidad de análisis de las mediocres medidas para atenuar la crisis o la autocrítica de la salud política nacional basada en líderes de cartonpiedra con visión estratégica a la altura de los “click” de Famobil. Mientras haya opio y camellos para traficar con el humo mágico da lo mismo la dimensión de la crisis, estaremos en nuestro particular Jardín de las Delicias.

La narcolepsia colectiva deja escapar de nuestros sentidos, las noticias que nos alejan de esa cruda realidad que sigue estando presente después de los efectos eufóricos por haber ganado cualquier competición internacional. Aunque sea a las chapas. Véase por ejemplo, el timo piramidal de las pensiones de jubilación que en Grecia ya han visto morir, la perversidad del impuesto -sea cual sea- para premiar a los amorales; o que la Babilonia patria de piel de toro ocupe el puesto 118 -de 144 países- en un asunto tan sórdido como el mercado laboral. Si quiere emprender, o sea buscarse la vida por si mismo, aquí le resultará tan fácil con en Kenia o Uganda; es lo que tiene la Alianza de las Civilizaciones.

En fin, que podríamos poner una gacetilla en plan: Cambio títulos de campeones en cualquier modalidad deportiva por título de campeones en bienestar y economía. Pero claro, eso vende menos y es más barato que el opio, dónde estaría entonces el negocio.

Buenos días, y por si no volvemos a vernos: Buenos días, buenas tardes y buenas noches.

Gustavo Reneses. babiloniaenguagua@gmail.com

Etiquetas

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • Gustavo has conseguido convertir la tragedia en «chascarrillo» y hacerme reír un rato a pesar de estar asistiendo, sin poder ni rechistar, al desmoronamiento de una parte de nuestro mundo, de nuestro estilo de vida, de nuestra sociedad. Enhorabuena chaval, conserva tu sentido del humor y lucidez, ah y gracias por el buen rato