Moda

CIBELES. Hannibal Laguna nos transporta a un jardín de flores nude, rojas y moradas

Europa Press.- La primavera y su símbolo más representativo han sido la inspiración de este modisto que se ha centrado en una línea elegante que ensalzaba la feminidad acentuando el busto femenino recuperando las cinturas marcadas a base de cortes al bies y volúmenes.

Hannibal ha vestido de gala la pasarela de la mano de vestidos largos, los de tipo cóctel y sencillos dos piezas. Los volantes han sido un gran protagonista, y los hemos visto tanto en puños y en camisas asimétricas a modo de chorreras.

El bustier y su universo también ha sido un clásico que ha revisado de la mano de estructuras compactas drapeadas que ceñían el cuerpo de las modelos marcando la cintura y el pecho seduciendo así a los objetivos de los fotógrafos. Los vestidos largos, muchos de ellos con cola, han venido gracias a la gasa, que gracias a las caídas limpias al bies, bailaba sinuosamente dando un efecto de feminidad y frescura además de jugar a un sutil juego con las transparencias.

El particular jardín de Hannibal Laguna está compuesto de elegantes vestidos tipo cóctel por la rodilla en tonos nude, el morado o el rojo, con materiales más rígidos y con motivos como lazos en la zona del busto, volviendo a acentuar esta zona tan femenina en un derroche de elegancia y sencillez.

Los modelos de dos piezas, compuestos por faldas lápiz de talle alto y blusas, se han combinado en tonos como blanco con brillos plateados y el verde, emulando tallos de flor.

Las sandalias, muy sencillas, también han querido rendir homenaje a la primavera dibujando motivos florales o incoporándolos al tobillo.

Las dos grandes estrellas han sido las faldas con pétalos cortados al bies con un suave efecto glassé, que se han ganado el aplauso del público.

Devota y Lomba 

Modesto Lomba ha basado su colección para la temporada primavera-verano 2011 en la idea de que en 2012 habrá un cambio. Las transparencias jugarán un papel imprescindible para que el humano vuelva a sus inicios, se analice a sí mismo y a su entorno y así estar preparado para lo que va a venir.

El diseñador explicaba: «El ser humano tiene que reflexionar y analizarse, volver a sí mismo, a su cuerpo, para estar preparado para el cambio en la sociedad», por ello ha optado por la pulcritud y las transparencias, apoyándose en tonos blancos y crudos. «Tratamos de no seguir lo establecido. Esta vez quiero que se vea el interior», explicaba Modesto minutos antes del desfile.

La cultura mexicana, y en especial la corriente de la tribu maya, es el leit motiv de su último trabajo. A ella se remite utilizando tonos como el rojo y el jade. En esta misma línea se intercalarán estos colores con el blanco jugando con las asimetrías sobre todo en los vestidos largos.

También ha utilizado el estampado floral, pero como él mismo ha asegurado, se trata de algo «conceptual» ya que la base de su colección es la filosofía de esta milenaria tribu.

Las rayas están inspiradas en la elegante playa de La Concha de San Sebastián -haciendo un pequeño homenaje a su País Vasco natal- de la mano de la arena y negro. La idea de incorporar un tono tan oscuro en la colección de verano también la ha hecho pensando en el país sudamericano ya que fue el primero en utilizar tela teñida de este color.

Los zapatos, de cuñas altísimas, hacían juegos visuales, ya que intercalaban el blanco y la madera como si se tratara de una sandalia baja.

El hombre según Devota y Lomba «busca algo nuevo» y se decanta por los pantalones cortos para «permitir ver el interior», explica Modesto. Por ello habrá también americanas semi-transparentes y camisas troqueladas siguiendo esta idea de introspección.

Su nueva propuesta para el verano 2011 sigue la línea continuista de la firma y según el propio diseñador: «No pierde ni identidad ni elegancia».

 

 

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario