SOCIEDAD

Doménech: “los políticos no acaban de creerse” la importancia de las universidades

ACN Press.- El rector de la Universidad de La Laguna, Eduardo Doménech, ha criticado que los políticos no realicen una apuesta de una forma clara por la universidad y la investigación. “Los políticos de nuestro país no acaban de creerse que la educación superior y la investigación constituyen dos motores fundamentales para la evolución del modelo económico vigente”, aseguró Doménech en el solemne acto de apertura del curso académico 2011-2012.

La cabeza visible del centro de educación superior lanzó este ataque ante algunos de esos políticos, ya que en la apertura del curso se encontraban presentes el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, el vicepresidente y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad, José Miguel Pérez, y la delegada del Gobierno en Canarias, Dominica Fernández. Los recortes que criticó el rector de La Laguna llegan a 27,5 millones de euros sólo en su centro académico en los dos últimos años. En toda España, explicó, en el último año las universidades han perdido 300 millones de euros de financiación.

 

El rector de la Universidad de La Laguna destaca que se han perdido en el último año 300 millones de euros en financiación pública

 

Doménech pintó un escenario “paradójico” en el que aumenta el número de alumnos, tareas y horas docentes, disminuyen los recursos y, sin embargo, aumentan las llamadas a la excelencia. Frente a las “solemnes declaraciones institucionales sobre los beneficios que reportarán a la sociedad las inversiones educativas, la respuesta gubernativa son los recortes sustanciales a los presupuestos universitarios”, aseguró.

El rector de La Laguna advirtió de que “existen abrumadoras evidencias empíricas de que los países que no tienen un alto nivel educativo y científico alcanzan un techo de cristal que, si no lo rompen, los condena a perpetuarse en una determinada cota de desarrollo”.

Precisamente puso como ejemplo de esto a “España y Canarias” que “se han desarrollado mucho y rápidamente en los últimos decenios, hasta superar la media de la riqueza de la Unión Europea, pero hemos llegado a nuestro techo de cristal y para superarlo no hay otra alternativa que la educación”.

Aprovechando la presencia del nuevo responsable autonómico de Educación, que también es profesor de Historia en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Doménech le planteó que, aunque la educación es responsabilidad de todos, “quien gobierna tiene una mayor cuota de ésta, porque para eso han sido elegidos, y su compromiso no se mide en palabras sino en hechos”.

“Sus colegas universitarios le pedimos que pase de la fase de los deseos a la de las realidades”, añadió. En esa línea, el rector explicó que “no nos vale el discurso de la eficencia, de ‘hacer más con menos’ o del coste 0, que también, pero las universidades que se utilizan como criterio comparativo ‘hacen más con más’”.

Respecto al Campus de Excelencia Internacional de Canarias (en el que La Laguna comparte proyecto con Las Palmas -cuyo rector, José Regidor, también asistió al acto-), Doménech aseguró que “no vale incumplir compromisos económicos, adquiridos públicamente y con alto impacto mediático” y, después, “aprovechar de forma interesada el pretexto de la crisis económica para imponer, por la vía de los hechos consumados, que sean las universidades con sus propios presupuestos” quienes financien este proyecto.

En su discurso, llegó a citar al ministro de Educación, Ángel Gabilondo, cuando plantaba a las comunidades autónomas que “si invertir en la enseñanza es caro, no invertir es carísimo”. Así, el rector de La Laguna pidió “revisar el sistema actual de financiación de las universidades”.

Más críticas. Eduardo Doménech no fue el único que realizó críticas al actual sistema educativo, el catedrático de Física Aplicada Francisco Mauricio Domínguez, que dictó la lección inaugural, mostró su “preocupación por la deriva que ha tomado el sistema educativo en España”. “Los estudiantes nos están llegando a la Universidad con grandes carencias de formación y, por su baja capacidad de trabajo, se detecta que se han desenvuelto en un marco de bajo nivel de exigencia”, explicó Domínguez.

Pese al bajo nivel que critica, mostró más preocupación por “la baja motivación que, por lo general, han tenido en las etapas anteriores a la Universidad”. Domínguez pidió “centros piloto” que diferenció de los centros de excelencia en que los primeros estarían abiertos a “cualquier estudiante que lo desee”

El catedrático de Física Aplicada concluyó que la importancia de la apuesta en educación reside en que “en esta empresa nos jugamos mucho, pues los 1.500 kilómetros que nos separan del continente europeo son demasiados como para esperar que otros tiren de nosotros”.

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario