Sin categorizar

AULLIDOS. Lunes, 5 de septiembre de 2011

 

La policía municipal ya recauda hasta por llevarse uno sus propias cosas...

Multado por retirar sus pertenencias. Algunos detalles del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife son para mear y no echar gota, según el refranero popular. Ahora, un hombre se ha manifestado ante la puerta del consistorio como protesta por una multa que se le ha impuesto por retirar sus propias pertenencias en la puerta del ayuntamiento. Él acompañaba a otro señor que en mayo hacía una sentada frente al consistorio, que al final dejó a petición de Ignacio González. Al parecer, lo sometieron a un examen médico y avisaron al acompañante de que la protesta inicial había acabado. Por esta razón, nuestro segundo ‘protestón’ fue a recoger sus pertenencias -acompañaba por las noche al que protestaba al principio- y el policía de la puerta, con el que tuvo unas diferencias, le pidió facturas de los artículos para poder retirarlas del jardincito que está junto a la entrada. Al final, le puso una multa de 100 euros por «apoderarse de objetos aparecidos en la vía pública». ¡Hay que joderse! y perdonen la soez expresión.

Casimiro Curbelo con cara de pillo... se guarda una sorpresa para el juicio

El testigo sorpresa de Casimiro. Se supone que si no hay más dilaciones de las debidas este mes debería celebrarse el juicio contra Casimiro Curbelo a cuenta de la salida nocturna que terminó con el senador en unos calabozos y con su carrera en el Senado –aunque bien es verdad que con la convocatoria de elecciones anticipadas tampoco le quedaba demasiado tiempo en la Cámara Alta-. Cuentan que el presidente del Cabildo gomero –cargo del que no ha dimitido, por cierto- cuenta con un testigo sorpresa que puede inclinar la balanza a su favor y demostrar que lo que dijo en su momento es absolutamente cierto y verdadero…

Quiere repetir al Senado. Curbelo confía en que todo se aclare con rapidez entre otras cosas porque quiere repetir en las listas al Senado, a pesar de que la número dos de Rubalcaba, Elena Valenciano, fue casi la primera en anunciar que había que cortarle la cabeza… políticamente hablando. Y si Casimiro Curbelo quiere repetir, a ver quién es el guapo que le dice que no, y menos ahora, en que la situación del PSOE en Canarias, con rebeliones insulares, no es la más idónea para cabrear a otra isla, además de La Palma y el Hierro. Que está la cosa que arde.

Alpidio Armas con una mado detrás de José Miguel Pérez. ¿La de la puñalada?

La segunda ‘traición’. Por cierto, parece que José Miguel Pérez, el secretario general del PSOE en Canarias, tiene un punto de tontorrón, en el sentido de ingenuo. Lo decimos porque Alpidio Armas, que acaba de presentar la moción de censura contra los nacionalistas en El Hierro, no es la primera vez que se la juega al secretario general. Recuerden que en el congreso extraordinario que eligió a Pérez como secretario general Alpidio le había jurado amor eterno, es decir, que la delegación herreña lo votaría sin dudarlo. Luego, llegado el momento, los herreños votaron en peso a Manuel Marcos Pérez, el ‘otro’ candidato. Vamos, que llueve sobre mojado y el actual vicepresidente del Gobierno aún no sabe ni dónde dejó el paraguas.

Ricardo Melchior, con tirita y con 'extensiones' en el pelo...

¡Esa cartelería! Primero apareció con una tirita en la frente, como las mujeres del anuncio de un producto para limpiar el polvo sin daños colaterales. Y ahora Carmen Merino, en su blog Canela Fina –en Canarias7- lo acaba de pillar melenudo y casi hipiento. Nos referimos a los carteles electorales del presidente del Cabildo, Ricardo Melchior, que como los cuelgan en cualquier poste y luego los abandonan, ofrecen estampas singulares para deleite de los que se tropiezan con ellos…

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario