Partidos POLÍTICA

POLÍTICA. Luengo insiste en que la moción de censura en El Hierro «no tiene el consentimiento de la dirección regional»

ACN Press.- Francisca Luengo, miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE y viceconsejera de Industria del Gobierno regional, ha insistido en que la moción de censura que los socialistas han presentado contra la presidenta del Cabildo de El Hierro, Belén Allende, «no tiene el consentimiento de la dirección regional» y «está claramente en contra» de la cúpula del PSC.

Luengo, que no quiso hacer «futuribles» sobre la conclusión del expediente sancionador abierto contra los consejeros socialistas herreños, sí dejó claro en rueda de prensa que «el PSC es un partido serio y responsable, que da la palabra y la cumple».

 

La dirigente federal socialista no cree que el Pacto en el Gobierno «se vea afectado» pese a que «hay otros que no hacen otra cosa que que intentar explosionarlo»

 

La dirigente socialista insistió en que la decisión de los consejeros socialistas «es una clara indisciplina estatutaria», y en el PSOE, «toda indisciplina conlleva un coste», aunque no quiso adelantar si «el trámite concluirá en una expulsión del partido o en una sanción».

Una situación que se haría extensible a la condición de diputado regional de Alpidio Armas, secretario insular del PSC herreño y candidato a presidir el Cabildo tras la censura, pues Luengo recordó que si se le expulsa del partido también dejaría de pertenecer al grupo parlamentario socialista, «aunque habrá que esperar al expediente sancionador».

Por ello, y pese a que la censura en El Hierro complica las relaciones entre el PSC y Coalición Canaria, afirmó que «no creo que el Pacto regional se vea afectado por ello».

«Hay otros que eso quieren, pues no saben hacer otra cosa que intentar explosionarlo, incluso apelando al transfuguismo», afirmó Luengo.

Para la dirigente federal socialista, aunque no mencionó ninguna sigla, sí insistió en que «hay quienes quieren reventar el Pacto», pues a su juicio «creen que el poder dimana de la Justicia Divina y cuando otros, que no son ellos, lo ostentan, tratan de conseguirlo dinamitando los pactos».

Etiquetas