Juan Velarde

DESDE MI ESCAÑO. Blaugranas imparables. Por Juan Velarde

Imparable. El Fútbol Club Barcelona, con su victoria en la Supercopa de Europa ante el Oporto, ha sumado su decimosegundo entorchado en tres años y la ambición, lejos de decrecer, aumenta. Ahora, el próximo objetivo será el Mundialito de Clubes, previsiblemente frente al Santos de Brasil. Guste o no guste, lo cierto es que Guardiola ha sabido conjuntar a la perfección a las grandes estrellas con las promesas de la cantera. Claro que el míster blaugrana ha cometido errores, como empecinarse en los fichajes de un tal Chigrinsky e Ibrahimovic, al que se trajo en sustitución de un tal Etoo, pero esas dos pequeñas máculas no pueden empañar lo que es un trienio glorioso y que apunta ya a un cuatrienio.

Ahora mismo no hay quien pueda discutir la hegemonía de los blaugrana. Ni los millones de Florentino Pérez pueden frenar el poderío del Barcelona porque, sencillamente, están los mejores en la acera de Nou Camp. Es verdad que el Real Madrid se ha aproximado algo, pero no es suficiente. Cristiano Ronaldo puede ser un jugadorazo, pero le faltan piezas a su alrededor para conseguir estar a la altura de los catalanes. En competiciones cortas, es posible, tal y como pasó en la Copa del Rey, que el Barcelona quede eliminado. Los dos últimos años fue eliminado por el Sevilla y en la pasada campaña cayó en la final contra los merengues.

La entidad madridista debe hacerse a la idea de que el depósito del Barcelona va a dar para mucho aún, posiblemente dos o tres años más en los que coleccionará unos cuantos títulos. La clave será no tanto fichar grandes nombres, sino mimar la cantera, tal y como está haciendo el propio equipo de Guardiola. Tal y como ha venido siendo la actitud del Real Madrid con sus promesas, nadie pone en tela de juicio que si los Messi, Busquets, Iniesta, Xaxi, Puyol, Piqué, Pedro o Valdés hubiesen sido producto de los filiales blancos, hoy estarían jugando en cualquier equipo menos en el Real Madrid. Los hechos hablan por sí solos (Juan Carlos, Mateos, Sarabia, Negredo, Soldado, Portillo, Caminero, Jurado, Losada y así un largo etcétera).

En definitiva, hay que felicitar al Barcelona por su buenhacer de estos últimos tiempos, en especial a un técnico que ha sabido mantener la compostura, que no ha tenido notables salidas de pata de banco y al que determinada prensa escruta hasta el detalle todas sus palabras para ver si puede empezar a moverle de su pedestal. Hasta en eso, lo tienen claro sus detractores. En la celebración de la Supercopa acalló a quienes empezaron a meterse con el Madrid y con Mourinho. Esa es la diferencia entre un caballero y un barriobajero de Setúbal.

juanvelarde@gmail.com

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario