Medio Ambiente SOCIEDAD

NATURALEZA. El 86% de las especies terrestres y el 91% de las marinas todavía no se han descubierto

Elblogoferoz / Consumer.- Una investigación desarrollada por el Census of Marine Life asegura que la mayor parte de las especies del globo terráqueo todavía está por descubrir. Estiman que en la actualidad se desconoce el 86% de las especies terrestres y que la tasa alcanza el 91% en el caso de las marinas. Este estudio, considerado el más preciso realizado hasta el momento sobre la biodiversidad, calcula que el número total de especies que habita la Tierra asciende a 8,7 millones.

 

El estudio más preciso desarrollado hasta el momento estima que la Tierra está habitada por casi nueve millones de especies

 

Los científicos aventuran que de esta cifra global 6,5 millones de especies viven en la tierra, mientras que los 2,2 millones restantes son especies marinas. Hasta ahora, las aproximaciones solo aventuraban que el número de especies oscilaba entre los 3 y los 100 millones, un margen tan amplio que estaba en constante discusión y que era imposible verificar. La investigación del Census of Marine Life, publicada en «PLoS Biology», ha conseguido concretar estas cifras mediante el cruce de los últimos datos actualizados de las especies con modelos matemáticos sobre pautas de diversificación de cada familia de seres vivos.

Boris Worm, coautor del estudio, señala que la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la investigación más sofisticada de su clase hasta el momento, analizó la situación de 59.508 especies. Según Worm, las actuales estimaciones señalan que incluyó a menos del 1% del total de las especies mundiales.

Para Camilo Mora, otro de los directores de la investigación, la importancia del cálculo que han realizado cobra cada vez más importancia por la grave aceleración de extinción de especies que se produce como consecuencia de la actividad humana. «Muchas especies pueden desaparecer antes de que se sepa nada sobre su existencia y sobre su función en los ecosistemas, perdiendo su posible contribución a la mejora del bienestar humano», advierte Mora. Boris Worm también relaciona la utilidad del estudio con esta proyección futura, y señala que es imprescindible conocer de la forma más detallada posible el catálogo biológico del planeta de cara a establecer nuevos planes de protección.

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario