ECONOMÍA POLÍTICA Política Económica

CONSEJO. El Gobierno canario rebajará el IGIC al 2,75% en la compra de vivienda nueva para residencia habitual

ACN Press.- El Gobierno de Canarias ha decidido rebajar el Impuesto General Indirecto (IGIC) para adquirir vivienda nueva, siempre “que sea destinada a residencia habitual de la familia”, desde el 5 por ciento actual al 2,75 por ciento, cuando la adquisición del inmueble no sea superior a 150.000 euros.

Así lo ha anunciado el presidente Paulino Rivero al término del Consejo de Gobierno celebrado en Santa Cruz de Tenerife, además de explicar que esta medida “de apoyo para las familias con menos recursos” será efectiva hasta el 31 de diciembre de 2012.

 

El presidente Paulino Rivero anuncia subvenciones de 500 euros para fomentar las rehabilitaciones de casas particulares

 

Rivero dijo que que la reducción del IVA acordada por el Gobierno central hasta el 31 de diciembre de 2011 en la venta de cualquier vivienda nueva, aunque sean segundas residencias, no persigue apoyar a las familias con necesidades, “sino favorecer a los bancos”, por lo que el acuerdo del Ejecutivo canario “tiene más calado social”.

Asimismo, Rivero dijo que también se ha decidido remitir un proyecto de ley, que será tramitado de forma urgente en el Parlamento por el procedimiento de lectura única, para que “con efectos desde el 1 de septiembre”, todas aquellas obras de rehabilitación en residencias particulares puedan beneficiarse con una ayuda de 500 euros, siempre que no se superen los 5.000 euros.

Esta subvención, que se desgravará en el Impuesto sobre la Renta podrá extenderse durante 3 años (500 euros anuales) si las obras de rehabilitación que lleven a cabo las familias llegan a 15.000 euros.

Según los cálculos de Rivero, se podrán “crear 10.000 empleos” si se rehabilitan el 10 por ciento de las viviendas de más de 10 años y el 2 por ciento de las casas que tengan menos de 10 años.

Rivero explicó que con esta medida se pretende, “además de dignificar la vivienda de cualquiera”, ayudar a “aflorar el trabajo no declarado, es decir, la economía sumergida”, pues “está pensado para crear empleo”.