Sin categorizar

Gigantes y cabezudos. Por Alberto Vázquez Figueroa

Política y dinero  son dos fuerzas diabólicas que se alimentan  la una de la otra y acaban por convertirse en un monstruo indestructible cuando se les añade un tercer elemento: la impunidad.

La impunidad vuelve valientes a los cobardes y osados a los pusilánimes, y el día en que cobardes y pusilánimes alcanzan el poder sus sucias babas lo aniquilan todo.

Los políticos actuales son enanos que se suben los unos sobre los otros para intentar parecer hermosos gigantes y acaban convirtiéndose en ridículos cabezudos.

Alberto Vázquez Figueroa

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario