DEPORTES

DEPORTES. El alpinista tinerfeño Félix Molowny intentará escalar el Cho Oyu

Elblogoferoz.- El deportista tinerfeño Félix Molowny inicia, a partir del 1 de septiembre, la Expedición Cho Oyu 2011, cuyo objetivo es la ascensión a esta montaña, la sexta más elevada del mundo. El acto de presentación se ha desarrollado hoy con la presencia de la consejera de Deportes, Cristo Pérez, y el alpinista. Pérez indica que “es un reto muy importante, ya que a pesar de que ha realizado varias escaladas a montañas de cinco o seis mil metros, el Cho Oyu es una de las cumbres más altas del planeta. Estamos hablando de una modalidad deportiva que requiere una gran preparación, tanto física como mental, y todos esperamos que Félix pueda alcanzar este objetivo y llevar al nombre de Tenerife a lo más alto”.

Por su parte, Molowny explica que “el viaje se inicia el 1 de septiembre y la previsión es llegar a la cima sobre el 30 de septiembre o 1 de octubre, aunque eso dependerá de la aclimatación. La expedición está formada por otros tres alpinistas peninsulares y todos estamos muy ilusionado en afrontar este reto. En mi caso, será mi primer ochomil y creo que es una buena oportunidad para culminar este sueño”

 

El Cabildo presenta la expedición a la sexta montaña más alta del mundo

Cristo Pérez y Félix Molowny

Félix Molowny, bombero de profesión, tiene experiencia en este tipo de actividades y ha escalado montañas emblemáticas como el Kilimanjaro (5.985 metros), en Tanzania-Kenia; el Aconcagua (6.962 metros), en Chile; y el Mustagh Ata (7.500 metros), en China. El Cho Oyu, de 8.201 metros y ubicado en Nepal, será su primer ochomil. Para esta expedición, Molowny cuenta con la colaboración del Cabildo, el Consorcio de Bomberos de Tenerife, el Ayuntamiento de Adeje y las empresas Intersport, Agencia de Aduanas Juan de la Rosa, EducaRG, Mónaco-La Laguna y H10 Hoteles.

El Cho Oyu. El Himalaya es una cordillera situada en el continente asiático, y se extiende por los países de Bután, China, Nepal, Tibet, India y Pakistán formando un arco de oeste a este de 2.600 kilómetros y de norte a sur de 350 kilómetros. Su nombre procede del sánscrito significa valle de nieves. Es la cordillera más alta de la tierra, con catorce cimas de más de 8.000 metros de altura, siendo el Everest con sus 8.848 metros, la montaña más alta de la tierra.

Cho Oyu (o Cho Oyo o Monte Zhuoaoyou) con sus 8.201 m. es la sexta montaña más elevada del
mundo. El Cho Oyu se encuentra en el Himalaya, 20 Km. al oeste del Monte Everest y del Lhotse y cerca también del Makalu y Shisha Pangma, haciendo frontera entre Nepal y el Tíbet. Cho Oyu significa «Diosa Turquesa» en tibetano. Pocos kilómetros al oeste del Cho Oyu se encuentra Nangpa La (5.716 m.), un paso helado que sirve como ruta comercial entre el Tíbet y los Sherpas de Khumbu. Gracias a su proximidad con este paso, los escaladores consideran que el Cho Oyu es el pico de más de ocho mil metros más fácil de ascender.

Programa. Salida hacia Madrid el 1 de septiembre y el día 2 hacia Doha, desde donde vuelan a Katmandú. Después de los  preparativos en Katmandú, la expedición partirá, vía terrestre, hacia el Tíbet. La primera noche dormirá en Zangmu (2.300 m.) en la frontera, las dos siguientes en Nyalam (3.750) ya en el Tíbet, y las otras dos en Tingri (4.342 m.).

De esta manera, haciendo recorridos a píe en los días intermedios, haremos una aclimatación menos dura antes de llegar al Campamento Base (4.700 m.) hasta donde llegan los vehículos. Los primeros días suelen ser duros y hay que darle máxima importancia a no presionar demasiado el organismo y tener paciencia.

La expedición pasará 4 noches en esta altitud intentando (y dependiendo del estado de cada uno) hacer recorridos y pequeñas ascensiones por los alrededores. Para llegar al Campamento Base Avanzado (5.400 m.), que será nuestro verdadero Campamento Base, el camino es bueno y discurre por terreno de morrenas glaciares. La carga será transportada por yaks. El paisaje en estas zonas es típico de estas alturas: rocoso y sin vegetación.

La ascensión por la ruta normal. Se utilizará la técnica himaláyica de expedición con subidas y bajadas para instalar y abastecer de material y comida los campamentos superiores, lo que servirá como ayuda para la aclimatación. Se montarán varios campamentos dependiendo de la fortaleza del grupo y de la logística. Es importante que cada participante piense que, en caso de mal tiempo, las esperas en los campamentos pueden ser largas y aburridas, para lo que habrá que prever entretenimiento.

El camino sigue bordeando el glaciar. Se asciende por pedreras hasta el C1 (6.400 m.). Desde aquí, ya con crampones, se sigue una arista de nieve y hielo hasta un paso delicado en donde hay que superar una barrera de hielo a 6.800 m (cuerdas fijas). Hay varias posibilidades para instalar un C2 a unos 7.200 m. y un C3 a unos 7.600 m. Es importante recordar que a partir del Campo Base los participantes deberán participar en las tareas de porteo de material, instalación de campamentos, cocina de altura, entre otros.

El ataque final a la cumbre.  Cuando ya estén instalados los campamentos y, sobretodo, una vez ya aclimatados a la altura, se esperará a un periodo de buen tiempo para hacer la ascensión final. Desde el último campamento se partirá de noche con las linternas frontales. A unos 7.800 m. hay otro paso delicado (corto) de roca. El ritmo en general será muy lento pero con pocos descansos.

Cuando parece que se llega a la gran cumbre redondeada aún queda una larga pendiente somital que hay que atravesar y llegar así al final en donde está el punto más alto. Es importante guardar siempre suficiente margen de energía para el descenso (que es donde más accidentes ocurren) pues el objetivo no es la cumbre, sino regresar al Campamento Base.

El guía hará todo lo posible por conseguir el objetivo de la expedición, ascendiendo hasta la cumbre, pero siempre prevalecerán los principios de seguridad. Los participantes deberán aceptar las decisiones del guía, principalmente el día de ataque a la cumbre. Ese día se establecerá una hora tope de cumbre con suficiente margen para la bajada con luz.

En estas grandes montañas, a las que cuesta tanto esfuerzo el poder ir y la ascensión en si, existe un peligro de “exceso de motivación” lo que llaman “fiebre de cumbre” lo que puede llevar a apurar demasiado el día de la cima, en cuestión de horarios y de reservas de energía, y a asumir riesgos excesivos. En caso necesario el guía tomará las decisiones oportunas para evitar riesgos innecesarios a los participantes.

Etiquetas

1 Comentario

Clic aquí para publicar un comentario

  • Ustedes saben que este señor se ha ido de vacaciones pagadas con dinero público. Ah!… ¿no lo sabían? es que olvidó decirles en su rueda de prensa que va de la mano con un guía profesional que será el que tome las decisiones importantes en la montaña. VERGONZOSO