Moda SOCIEDAD

MODA. Arturo Elena: “La fama me la da mi trabajo”. Por Mónica Ledesma

Elblogoferoz / Mónica Ledesma. Sobre la mesa, una foto de una modelo sacada de una revista, un folio en blanco y un pequeño flexo a modo de foco que se prepara para iluminar una pasarela dibujada de glamour. Tras ella, sus inmensos ojos azules ojean a través de unas gafas de pasta negra, las decenas de rotuladores que aguardan en fila, cual batallón de coloridos soldados, a servir a su fiel aliado. Así comienza el trabajo un genio de la ilustración, así comienza a emanar su arte Arturo Elena Galindo.

Este turolense de nacimiento, reconocido mundialmente como uno de los mejores ilustradores de moda, ha decorado con sus peculiares figurines las campañas publicitarias de firmas tan emblemáticas como Loewe, Chanel, Roberto Verino, Lemoniez, Custo Barcelona, Rafael Matías, The Extreme Collection o Victorio & Lucchino, diseñadores estos últimos de quien ha sido la imagen gráfica desde sus inicios hasta la actualidad.

Ilustración: Arturo Elena
Ilustración: Arturo Elena

El ilustrador español Arturo Elena ha logrado el reconocimiento mundial a su trabajo gracias a su peculiar técnica de dibujar la moda

Asimismo, sus ilustraciones se han publicado en revistas tan afamadas como Telva, Elle, Mujer Hoy, Yo Dona, Máxima (Portugal), Angeline´s (Francia), Snitt (Noruega), K9 (Ucrania), Vision (China) y X Funs o DPI (Taiwán). Y desde 1992 hasta marzo de 2009 ha publicado mensualmente sus ilustraciones en Cosmopolitan España.

En 2001 el Ministerio de Cultura adquirió quince de sus ilustraciones de moda como fondos para el Museo del Traje CIPE y en 2002, la Asociación de Revistas de Información le otorgó el premio ARI al ilustrador, entre otros galardones que ha ido cosechando a lo largo de sus 25 años en este mundo y que reconocen su trayectoria profesional.

Recientemente, sus estilizadas y desproporcionadas figuras, referentes del mundo de la moda, han viajado junto a este arquitecto del glamour a Tenerife, donde Arturo Elena ha acudido invitado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) a impartir un taller sobre su original e innata técnica de dibujo dentro de la I edición del curso Tendencias de Moda.

Aprovechando su estancia en la Isla, el ilustrador concedió a el blogoferoz.com una entrevista en exclusiva, en la cual habló de sus comienzos en este mundo, de su técnica y de sus proyectos futuros.

Los rotuladores son el instrumento de trabajo del diseñador / Foto: David Domínguez
Los rotuladores son el instrumento de trabajo del diseñador / Foto: David Domínguez

-¿Cómo definiría su  particular técnica de ilustración?

-He de explicar que soy autodidacta, ya que no he tomado nunca clase como dibujante sino que he desarrollado las aptitudes que tengo para el dibujo desde que soy pequeño. Mi particular técnica surgió llegado un momento concreto en mi trabajo, cuando me encargaron unos bocetos específicos que necesitaban unos acabados con una determinada precisión que hasta entonces no había conseguido. Así fue como comencé a experimentar con los rotuladores y mezclándolos entre ellos llegué a este método que es personal y no viene en ningún manual. En mis primeros trabajos utilizaba témperas, pero cuando empecé con los rotuladores para buscar los efectos que quería, ya decidí quedarme con esta técnica que es la que domino. Pero, aunque trabaje con personajes totalmente desproporcionados en mis dibujos, lo cierto es que me gusta impregnarlos de realismo y reflejar correctamente las texturas y los efectos de tejidos y materiales. Para hacerlo, siempre parto de fotografías que me proporcionen los clientes, con quienes voy revisando el trabajo para saber si por donde voy encaminando las figuras es lo que ellos quieren.

-¿Se considera un revolucionario del mundo de la ilustración?

-Me considero un dibujante que intenta hacerlo cada día mejor.

-¿Cuesta mucho conseguir la fama en este campo tan específico del mundo de la moda?

-Pues la fama se consigue haciendo cosas que merezcan la pena o que tengan un valor real. Pero lo que sí tengo claro es que no hago mi trabajo para conseguir la fama, ésta me la da el trabajo que hago.

 

Arturo Elena, durante el curso que impartió en Tenerife / Foto: David Domínguez
Arturo Elena, durante el curso que impartió en Tenerife / Foto: David Domínguez

Lamenta que la moda en España tenga que “beber” de otros países por el escaso apoyo a esta industria

 

-¿Sin un rotulador en mano que sería de Arturo Elena?

-Pues no lo sé, pero es cierto que hay muchas veces que no tengo un rotulador en la mano y es algo que se agradece, que no todo tiene que ser trabajo.

-¿Cómo decidió centrar su trabajo en el mundo de la moda?

-Al igual que la aptitud para dibujar me persigue, en el buen sentido de la palabra, también desde pequeño me ocurrió igual con la moda, ya que de adolescente tenía consciencia de lo que era vestirse de un modo u otro. Así fue cuando empecé a fijarme en la moda pero de una forma natural, no planificada. No tenía en mente ser ilustrador de moda, pero es algo que vino vinculado a las circunstancias.
-¿Cuáles fueron sus comienzos?

-Empecé a trabajar en los años 80 en Barcelona como asistente de diseño de las colecciones de mujer para Bambú y Daniel G, porque pensaba que me gustaba diseñar ropa. Años más tarde me trasladé a Sevilla y debido a que soy una persona inquieta por la moda, junto a que por aquellos tiempos la ciudad hispalense no estaba aún muy floreciente aún en este sector, me acerqué a la tienda que tenían  Vitorio&Lucchino, ya que era la que más despuntaba en ese tiempo, y allí los conocí personalmente. De ahí fue como surgió mi colaboración con estos diseñadores, ya que tuvieron que hacer las imágenes para la publicidad de su firma en prensa y me requirieron para hacer unos anuncios para la revista Telva. El resultado fue tan bueno que a partir de ahí siguieron más trabajos para sus colecciones de perfumes, como el de Carmen, a través del cual me conoció la prensa especializada en moda.

Ilustraciones: Arturo Elena
Ilustraciones: Arturo Elena

-¿Es decir, que Vitorio&Lucchino fueron su trampolín al reconocimiento internacional?

-Pues a raíz de la campaña del perfume Carmen, fue por lo que Cosmopolitan, al ver el catálogo, se fijó en mi trabajo y me ofreció hacer las páginas de moda en su revista, la cual se convirtió en el mayor escaparate para mi trabajo. Por tanto, tengo que estar agradecido de por vida a Vitorio&Luchinno, con quienes sigo todavía trabajando, por darme esta oportunidad que supuso un punto de inflexión en mi carrera.

-También ha trabajado para importantes firmas como Chanel, Loewe o Custo, entre otras destacadas casas de moda ¿Qué les ha aportado Arturo Elena?

-Mi aportación ha sido mi trabajo con el fin de dar a través de las ilustraciones la imagen de mujer y hombre que requerían estas firmas. Como referentes de moda y porque son firmas que nacieron antes que yo, tengo que estar agradecido de que hayan venido a fijarse en mí, lo cual es un orgullo y por tanto creo que más me han aportado ellos a mí que a la inversa. Por ejemplo, Chanel me encargó la carpeta de prensa para el perfume Cristalle, así como la invitación para el perfume Chanel nº19, dos hechos que fueron muy importantes en mi trayectoria y por tanto solo puedo estar agradecido.

-¿Y cómo se plasma la esencia de un perfume en un dibujo?

-No plasmo la esencia sino la imagen y filosofía que la firma me pida transmitir. Por tanto no busco inspiración en algún motivo, sino que ésta viene marcada por las líneas que fija el cliente. Por ejemplo, para el perfume Cristalle de Chanel, la firma me presentó su idea de una chica que se va de vacaciones, con ese momento de verano, calor y frescura. Ella va preparando su maleta con las cosas que necesita, como las sandalias, la pamela o el bolso de Chanel. Esta idea se tradujo luego en una ilustración que era a doble página, a modo de agenda personal de la chica, llena de anotaciones y esos dibujitos que inconscientemente uno hace cuando habla por teléfono. Aunque en este caso no eran dibujos inconscientes sino pactados con el cliente, como una botella de perfume o un bolso de Chanel.

-Entonces la conexión con el cliente es la base del resultado final…

-Es fundamental, pues la idea la transmite la firma o si se trata de un editorial de moda, pues la revista es quien me pauta la fotografía o la tendencia sobre la que quieren que base mis ilustraciones. Por tanto intento estar siempre informado de todas las tendencias de las firmas porque así sé que a los clientes les es más fácil trabajar conmigo, no sólo por el hecho de que sé dibujar, sino porque aporto a su concepto mis propias ideas.

-¿Le resulta a veces difícil plasmar la idea de una firma de moda en un dibujo?

-Cuando me hace un encargo una firma o un diseñador o un cliente en concreto, pues no sólo ilustro para moda, sino que también he realizado campañas para otro tipo de empresas (Drambuie o Reynolds, entre otras) es básico que el cliente me transmita que quiere mostrar al público, siempre teniendo en cuenta que ya conoce mi estilo y el resultado final que tendrá. Pero si es cierto que hay clientes que me dan más libertad y otros que marcan más los parámetros a respetar, pues por mucho que vengan a mi porque les gusta mi estilo, lo que está claro es que tengo que transmitir la filosofía de esa firma y por tanto es fundamental que exista conexión.

Dibujo de Arturo Elena.
Dibujo de Arturo Elena

-Otra faceta de Arturo Elena es la docencia…

-Aunque agradezco que centros de estudio como la UIMP me llamen y se acuerden de mi para impartir estos talleres, la verdad es que no me considero un docente ni estoy centrado en ello. Es cierto que colaboro desde 1998 para el Instituto Europeo de Diseño, pero es algo puntual en mi faceta. El resto del año lo paso dibujando para mis clientes que es lo que considero mi trabajo.

-También ha llevado a cabo varias exposiciones de sus trabajos. ¿Cuál es la más importante?

-La exposición más reciente tuvo lugar entre octubre de 2009 y enero de 2010 en el Museo del Traje de Madrid, donde se reunieron 52 obras mías en una exposición retrospectiva titulada Arturo Elena, 25 años de ilustración de moda. Para mí esta muestra ha sido la más relevante, una por poder apreciar la evolución de mis trabajos y otra por poder forma parte de un lugar donde también han expuesto Pertegaz o Elio Berhanyer es algo que ha hecho sentirme apreciado al menos en mi país. No obstante, han habido más exposiciones de mi trabajo en España, siendo muy emotiva la que se hizo el pasado año en el ayuntamiento de mi pueblo, Santa Eulalia de Campo.

-Tras una trayectoria de más de 25 años inmerso en el mundo de la moda, ¿cómo ve la evolución de este sector en España?

-En España creo que podemos estar orgullosos de la moda que tenemos, pero siempre ocurre que cuando hemos llegado a un estatus determinado en este ámbito nos pasan por delante países como Francia o Italia, que nos llevan años de evolución.

Lamentablemente siempre tendremos que ir a beber o a fijarnos en otros países a pesar de que en España hay mucho potencial, creatividad y ganas de hacer buenas cosas, pero por desgracia no tendremos nunca el apoyo necesario por parte de la industria para lograr el impulso que necesita nuestra moda.

-¿Nos podría adelantar algún proyecto futuro en marcha?

-Pues ahora estoy nerviosísimo porque tengo una propuesta de una firma de relojes de lujo internacional para realizar un total de doce imágenes para su campaña, de las cuales he de tener acabadas antes de junio al menos ocho o nueve. Hasta que nos las tenga listas no estaré seguro del resultado. Sinceramente, me siento muy inseguro e intranquilo antes de entregar un trabajo, algo que ni la experiencia de tantos años me ha podido quitar.

Etiquetas

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario